martes, 11 de noviembre de 2008

UN ABRAZO ESPECIAL


Comenzó la época dorada, en la que los seres humanos relajamos la carga de la cotiadianidad y dejamos que la magia llene nuestros corazones. Es la época navideña. Época de dar, época de amar y ser amado en un abrazo fraterno lleno de ternura. Por esa razón nos anticipamos redactando este post pre-navideño con uno de los gestos más famosos de nuestra cultura. Una tradición que combina lo más representativo de la gastronomía nacional con un gesto noble, el de dar. Esta mezcla es una formula que puede convertir una celebración como la navidad en una explosión de amor y dádivas. Esta costumbre se conoce con el nombre del “Abrazo del tamal”. El abrazo del tamal es el gesto en el cual uno da el respectivo abrazo y apapacho pero con la carnita adentro. Eso de la carnita es directamente proporcional al tipo de persona que lo da. Un abrazo del tamal, es un abrazo diferente, que puede expresar un sentimiento profundo con un sentimiento más vanal del tipo carnal. Este abrazo del tamal suele suceder entre amigos, enamorados y a veces, si la cosa se pone locochona, entre primos y primas, tíos o depende del tipo de moral de la familia en donde suceda. El abrazo del tamal es una de esas tradiciones milenarias que se dan en nuestro país, por su relación con el platillo típico y con la cachondez de las personas de esta region tropical. Así que si esta navidad alguien se le acerca para darle uno de estos abrazos, prepárese, porque nunca se sabe de donde puede venir tan especial gesto.

Esté atento y de lo usted primero, porque como diría el maestro Myke Tyson:
“Es mejor dar que recibir”.

Felices fiestas

2 comentarios:

Abril dijo...

jajajaja
buen post!
Un abrazo de tamal para ud. tambien.

Anónimo dijo...

yo quiero que me des y darte un abrazo de tamal...
Me encantás Marre
Gize C.