sábado, 10 de enero de 2009

QUIEN NO SE HA TRAGADO UNO DE ESTOS!!!!






Cuando uno piensa en Gastronomía, rápido llegan a la mente una infinidad de imágenes que nos transportan al centro de la acción, dentro de esas cocinas decoradas de los programas de People & Arts o Dicovery Travel & Living. Y si uno no tiene cable, pues ya de perdida el programa de Luis del Cid o del canchito del Canal Antigua. Las cocinas y sus personajes se convierten cada vez más, en una suerte de set creativo en donde brilla la cristalería, la Novo Cuisine, El Chef Pepin y otros tantos personajes del mundo culinario. En esta ocasión hablaremos de uno de los personajes más célebres de la cocina nacional. Y es que si bien, no es un personaje mediático y no porta ningún título del Intecap, este personaje aparece en cada una de las mesas de los comensales al momento de cuscun. Este personaje es el famoso “Muñeco de Tortillas”. Y no hablamos de un muñeco tipo “Bradsbury” o aquel famoso personaje de galleta de Jengibre. Señoras y señores, hablamos del mero mero muñeco de tortillas que llega humeante y cubierto a nuestras mesas y satisface hasta los Gourmets más difíciles de complacer.
El muñeco de tortillas es uno de los acompañantes más codiciados a la hora del almuerzo, tanto que sus fieles no dudan de perder el glamour cuando van a comer a un restaurante, pues siempre están buscando a la señora de las tortillas que sentada espera a sus clientes en las entradas de los más prestigiosos restaurantes, como Pollo Campero.
Además que por la importancia que tiene dentro de la cultura nacional, El muñeco de Tortillas se toma como parte de nuestra mitología y aparece en las Tesis de famosos e ilustres Sociólogos y Antropólogos.
Y cualquier persona que lleve con orgullo sus raíces, sin importar en donde se encuentre, dirá frases como: “Qué rico está el Sushi, pero malaya viniera acompañado de un muñeco de Tortillas”…O “Por favor sírvame el Salmón en crema de Ostras acompañado de un muñeco de Tortillas”… Muestras evidentes del nivel de codependencia que millones de personas padecen con respecto a este personaje…

Así que cuando tenga hambre y poco dinero… No dude en invocar el nombre de esta creatura oriunda de Guatemala. “EL MUÑECO DE TORTILLAS”.

3 comentarios:

Seletenango dijo...

esa carita me gusta, así me daría cosa comerme la tortilla! está muy bonito y como que me mira suplicando que no me lo coma....

Miss Penny Lane dijo...

wuajajajajajaja.... con el primer post me reí tanto!!! que mi mamá se levantó de la mesa para venir a ver qué me pasaba.. y con este otro post casi morimos de la risa las dos!!!

Pablo Bromo dijo...

Jajajajajajaja!!!