lunes, 21 de julio de 2008

carta de los lectores


Incluyo una carta de un lector en apuros.

Estimado Sr Gordi:

Primeramente quiero darle las gracias y felicitarlo por este espacio de expresión y sabiduría que nos ayuda a su público a ser mejores personas y ha aceptarnos como somos en nuestros verdaderos seres. Le doy gracias a dios por iluminarlo a usted y a sus colaboradores por tan noble tarea. Tambien le escribo para pedirle un consejo como un corazon triste que no encuentra la salida a sus problematicas. Desde hace tres meses estoy de novio con una chica linda, de buena familia y buenos principios. Una verdadera joya como diría mi madre. Esta chica me ha dado su amor y me ha savido recibir en su corazón con pureza y entrega. Y bueno pues la verda es que han sido los tres meses más felices de mi vida. Como una chica de buena familia que es, pues no hemos hecho nada físico, pues no ha querido, a pesar de mi insistencia de que el amor es cosa natural y no tiene nada de malo. En la ultima semana de nuestro noviazgo ella ha cedido a mis suplicas y ha aceptado pasar a un nivel más profundo fisicamente hablando. Ya hemos acordado un dia y un lugar especial para demostrarnos nuestro amor puro. Cosa que no la he presionado, porque como hombre de buenos principios tambien la he esperado hasta que ella misma se decida a hacer lo que su corazon le dicta. Mi problema estimado Sr. Gordi es que que yo no no le he confesado mi verdadera profesion, y solo le he dicho que soy estudiante de publicidad, porque la verdad es que yo trabajo en el gremio de los anunciantes. Pero mi mayor temor es que ella se entere, porque se va a dar cuenta, de que mi verdadera profesion es de modelo. Mire Sr Gordi. Yo soy el modelo más famoso de anuncios de pie de atleta del país, y por mi profesion tengo que mantenerme fisica y mentalmente listo para el llamado de cualquier anunciante. Pero ahora que voy a desnudar mi alma mi corazón y cuerpo, pues me da vergüenza que mi amor se de cuenta del estado deplorable de mis pies y uñas y tampoco quiero matar la pasion dejandome los calcetines. No se que hacer estimado Sr. Gordi, le pido un consejo pronto para este corazón triste que no encuentra la salida a sus problemáticas.

Atentamente
Un anónimo amigo del blog.


Querido lector:
Me asombra que la humanidad aún juzgue algunos de los oficios que existen, pues como bien dice el dicho popular: “El trabajo dignifica” por lo que considero que usted no tiene nada de qué avergonzarse. Es más, si usted es un hombre hecho y derecho que lleva el sustento a casa y colabora siempre con su aporte económico y moral, pues es un hombre de bien y le felicito por eso. En primer lugar considero que usted debe ser honesto con su novia y antes de dar ese paso importante del que usted me habla, sea honesto y abra su corazón. Tuve en el pasado un caso de una lectora que tenía vergüenza de trabajar como el doctor simi en una farmacia de la zona 9 y no sabía cómo decírselo a sus hijos que pensaban que escondía a un hombre mayor en su armario. Pero el equipo de pobremigordo le aconsejó que hablara con sus hijos y les dijera la verdad, porque no hay nada más feo que vivir ocultando un secreto. Así que mi buen amigo, espero que nuestra humilde opinión le sirva de algo y que en el futuro cuando se entregue a su novia, lo haga sin calcetines y mostrándose de una manera plena, porque la vida es muy corta para estarse preocupando por un pie de atleta. Y si de plano pone en la balanza su relación versus su trabajo, le aconsejo que siga a su corazón, porque no le mentirá.

Atentamente
Gordi

La imagen es propiedad de
diabetes.niddk.nih.gov/.../index.htm

2 comentarios:

Issa dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con en Gordy... no hay mas libertad espiritual y mental que la honestidad! muestrese tal y como es! si lo quieren bueno y sino valio la pena el riesgo!!!

Pablo Bromo dijo...

De acuerdísimo Gordi, eres tan sabio...

El amigo tiene que dar ése paso, literalmente hablando, jajajaja!